Ya Todo Desacredita al Fenómeno OVNI: ...E pur si Muove! (6/).

Publicado en por Ciencia-ficción Sospechosa

Platillo Volador Ya Todo Desacredita al Fenómeno OVNI: ...E pur si muove! (6/): El Agrograma de Wodborought, 2003

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

"Identificados", Revista de Exopolítica.

http://identificados.over-blog.com/

La Tierra, 1 (ɸN, λW); 21 abr 11.

 

Ángulos y Lugares

 

                     Por lo hasta aquí dicho, de verificarse un hecho corroborador el 10 de septeimbre, podremos tener una certidumbre científicamente fundada, de que el 12 de diciembre habrá de ocurrir una catástrofe en el planeta.  Y de ahí que de inmediato salte ahora el problema de dónde podría ocurrir tal hecho.

 

                     El sistema Tierra-Luna referenciado a la condición del Plenilunio del 10 de septiembre, nos proporciona automáticamente la referencia para el posicionamiento geográfico.

 

                        Si el Plenilunio ocurrirá a las 17:00 h TMG, el punto en la Tierra diametralmente opuesto a la Luna, registrará las 5:00 h TMG, y por el sentido de rotación del planeta visto; como ha quedado establecido anteriormente, desde el Polo Norte; en sentido inverso al de las manecillas del reloj, el Meridiano de Greenwich o de 0º para los valores de longitud en el sistema de coordenadas geográficas, quedará hacia la parte inferior izquierda, casi en oposición al punto de incidencia del “Asteroide” en la Órbita Terrestre.

 

                           El punto 2π donde incide la línea que conecta las órbitas de la Tierra y del “Asteroide”, parece indicar el punto de intersección de ambas, lo que referenciado al sistema de coordenadas geográficas, nos da el dato de 135º λE.

 

 Agrograma Woodborught, Ángulos y Tiempos

Determinado el Meridiano de Greenwich origen de los valores de longitud geográfica (λ), dicha longitud habrá de ser necesariamente (dado que sus valores únicamente son entre 0º y 180º,  hacia el Hemisferio Oriental.  El punto de la intersección de las órbitas de la Tierra y el Asteroide, que materialmente se traduce en el impacto de éste sobre aquella, queda referenciado mediante el sistema de coordenadas geográficas con el valor de longitud de 135º λE.

 

 

                              Determinar cabalmente el lugar, implica definir el valor de la latitud (f); y de todas las medidas, ésta resulta ser la más imprecisa, y la misma no podría ser sino como resultado del ángulo “∝” de la trayectoria de impacto, en combinación con el ángulo de inclinación del Eje Terrestre: 23º 27’ ɸ, que a una semana prácticamente del Solsticio, a lo más la inclinación relativa del Eje de Rotación pudiera disminuirse en 2º.  Es decir, para el posible impacto desde el Norte del Plano de la Eclíptica; cuya probabilidad aumenta dado que para la fecha muy próxima ya al Solsticio de Invierno ofrece mayor superficie expuesta que el Hemisferio Sur de cara al Sol; quedará determinado por (ɸ + ∝-2º), esto es (23º 27’ + 18º -2º), dando por resultado 39º 27’ ɸN (que corresponde justo al centro del Mar del Japón); en tanto que si el “Aerolito” procede desde la parte sur del Plano de la Eclíptica lo sería por (ɸ  ∝ - 2º),  y en este caso (23º 27’ – 18º - 2º), obteniéndose 3º 27’ ɸN.

 

Agrograma-de-Woodborught--Angulo-de-Incidencia.jpg

Determinación de la latitud del impacto según el Aerolito proceda en sus 18º, desde el norte o del sur del Plano de la Eclíptica, y respecto de la inclinación de la Tierra para la proximidad del Solstico de Invierno

 

 

                          Se presenta en el agrograma la posibilidad de poder establecer el ángulo de la tayectoria de impacto, propagando el plano de la Órbita Terrestre o Plano de la Eclíptica, mediante el radio vector al infinito por el punto de incidencia; y haciendo vértice en él, medir el ángulo entre dicho radio vector y el eje de conexión entre las órbitas, lo cual dio el dato de 18º, que en tanto es un ángulo que en la imagen bidimensional se mide hacia abajo del plano de la Órbita Terrestre propagada por el radio vector en el punto de incidencia, tiene por valor real –18º, respecto del Plano de la Eclíptica.

 

                             Mas no para ahí el análisis.  Como toda fotografía aérea, y más esta motivo de análisis con un pronunciado ángulo de inclinación, si se observa puesta “de cabeza” (en la refencia física dada por el horizonte terrestre), la imagen bidimensional original o “normal” formada de un grabado en bajorelieve mediante surcos en el trigal, se transforma en un grabado “sobrerelieve”, adquiriendo características tridimensionales.

 

                            Más aún, manipulando la imagen en un procesador gráfico con los efectos de negativo y balance de contraste, brillo, etc., y rotando e invirtiendo libremente la figura, la tridimensionalidad es evidente (hasta bellamente placentera); pero de ello se sigue el que el “Asteroide” no procede desde el Hemisferio Sur, sino por el Hemisferio Norte.  El ángulo “hacia abajo” en la figura bidimensional, es resultado del efecto de un ángulo “hacia enfrente”, en dirección a nuestra vista hacia al Polo Norte, desde donde se mira, y que en realidad dicho ángulo es perpendicular al plano orbital terrestre, dándonos el valor de 15º, de donde se sigue, por el procedimiento de cálculo antes expuesto, que la latitud del impacto, en este posible y más probable caso del análisis tridimensional, sería (ɸ + ∝-2º), esto es: (23º 27’ + 15º - 2º)  = 36º 27’ ɸN.

 

                            En conclusión a este punto, a reserva de cualquier precisión posterior pertinente propia del especialista en astronomía y sin olvidar que todo esto es en función del agrograma y su “validez” en tanto real aviso extraterrestre, podemos afirmar que de acuerdo con el cálculo tridimensional, el punto de impacto se localiza, en correspondencia con lo analizado, a los 36º 27’ ɸN, 135º λE (en este caso, en la parte sur del Mar del Japón, a unos 50 km de las costas de este país).

 


Etiquetado en Ovnilogía

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post