Ya Todo Desacredita al Fenómeno OVNI…: E pur si Muove! (10/).

Publicado en por Ciencia-ficción Sospechosa

Platillo VoladorYa Todo Desacredita al Fenómeno OVNI…: E pur si Muove! (10/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Identificados”, Revista de Exopolítica.

http://identidadexopolitica.blogspot.com/

La Tierra, 1 (φN, λW);  05 may 11.

 

El caso de la observación de Meztitla, no obstante, resultó más desconcertante de lo que hasta aquí hemos descrito.  Había mucha nubosidad y de hecho amenazaba con llover, aun cuando de momento se despejaban algunas zonas del cielo, que aprovechaba para tratar de enfocar el telescopio a alguna estrella, sin que me diera tiempo de ello.  El cielo finalmente se cerro por completo, y el telescopio quedó apuntando en una dirección aleatoria, que fue la del último intento por enfocarlo.  Y aquí es donde comienza lo desconcertante de esta historia.

 

Hacia la 1:00 h amenazaba ya con venirse la lluvia, por lo que me levanté del lugar en donde estábamos todos reunidos en plática, dirigiéndome hacia el telescopio instalado a unos cuatro o cinco metros con la finalidad de desmontarlo.  Apenas puse las manos sobre él dirigiendo la vista hacia donde había quedado apuntando, cuando en ese instante vi aparecer por detrás de una estribación de la Sierra de Tepoztlán una luz brillante: ahí estaba el OVNI “predicho”.  Simultáneamente, una estudiante, a su vez, hacía la muy estudiantil exclamación de: “¡órale, qué es eso!”; entonces todos se levantaron y automáticamente corrieron hacia el telescopio.
 


Una-Luz-Brillante-Emerge-Tras-la-Estribacion-de-la-Sierra.jpg
De pronto, una luz brillante emerge tras una de las estribaciones de la Sierra de Topoztlán, y tras un lento y corto desplazamiento, se detiene.

 

Pretendía observarlo a través de la lente y enfocarlo, pero un estudiante simplemente me reemplazó en la intensión, en lo que todos fijaron la vista en el objeto.  No hubo que mover el ángulo de la visual, más aún, el estudiante que manipulaba el telescopio apenas lo movía ligeramente pretendiendo ajustarlo, en lo que todos veíamos cómo el objeto oscilaba hacia los lados y hacia arriba y hacia abajo.



Y-se-Posiciona-Justo-en-la-Visual-del-Telescopio.jpg
¡Y el OVNI se fue a posicionar justo, directo en la visual del telescopio!
Dibujo elaborado por el estudiante que más observó al telescopio.

 

Luego fue el juego de luces que ya hemos descrito antes.  Nadie más hizo el menor intento por querer ver a través del telescopio, a simple vista el espectáculo era fascinante; y todo el mundo estaba a tal punto sorprendido, que apenas a una estudiante se le ocurrió hacerle una toma digital con su móvil, y sin haber captado nada a su simple vista en la pantalla, borró de inmediato la toma.

 

De momento no reflexionamos en ninguno de esos detalles, sólo días después de estar reconstruyendo los hechos, caímos en cuenta de lo desconcertante:

 

1    Lo “predicho”, sin ninguna base y sólo como justificación para pasar esas horas de convivencia, es que “los ovnis solían aparecer entre la 1:00 y las 4:00 h de la madrugada”.  Y en ambos momentos extremos se observó su aparición.

2    El OVNI, y esto fue lo que inicialmente nos desconcertó, apareció detrás de la montaña, desplazándose, y ubicándose justo en la visual del telescopio.  Esto era demasiada casualidad.

 

De ello se desprendían dos cosas: 1) cuando tramposamente concitamos a los estudiantes al campamento, pareció que a la vez “invocamos” las horas de aparición; luego entonces, nuestro pensamiento o expresión, de algún modo, tendríamos que concluir que nuestro pensamiento o dicho, estuvo en conexión con la inteligencia contenida en el fenómeno OVNI; y 2) El OVNI –y esto es lo más sorprendente– se posicionó justo en la visual del telescopio que había quedado abandonado ahí fortuitamente.  Entonces supusimos que cuando el objeto oscilaba, lo hacía en conexión con los movimientos del telescopio manipulado por un estudiante.

 

Cuando hicimos estas asociaciones de hechos, fue entonces que empezó nuestra investigación sistemática del fenómeno OVNI.  Y lo primero fue el tratar de deducir algo más de este caso, en el desplazamiento del objeto (en el supuesto de que fue el mismo), de su posición original a la 1:00 h, a su posición final a las 4:00 h; lo que, en el contexto de los hechos, no podía ser tampoco casual.

 


 

 

Etiquetado en Ovnilogía

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post