"Todo Ocurre por Algo". Justificación (3/3)

Publicado en por Ciencia-ficción Sospechosa

 

<<Todo Ocurre por Algo>>.

  Justificación (3/3)

Luis Ignacio Hernández Iriberri.

México, 25 oct 10.

 

Sin fuente de ingresos ni otra alternativa más que sacarle provecho a aquello que me gustaba y de lo que sabía; hecho durante toda la vida de manera reservada, siendo un conocimiento en lo íntimo; de pronto clamaba a gritos su tratamiento público: tanto por lo que está ocurriendo socialmente, como por necesidad personal.

 

Adentrarnos en esto así, públicamente, reclamaba toda una justificación, más en sentido personal, que para el otro, al que bien podría no interesarle siquiera.  Y elaborar esa justificación, fue absolutamente provechosa en muchos sentidos: en esencia, nos dio una caracterización de nuestra posición personal intelectual y profesional de toda la vida, y en esa medida, plenamente satisfactoria.

 

El asunto de comercio con el tema, inevitablemente nos condena, pertenece al proceso de alienación que ocurre de manera necesaria en esta sociedad capitalista de comercio; aquí la justificación ética ya no es asunto de una elaboración teórica, sino de una práctica concreta…; pero, ni más ni menos, por lo tanto, que la misma que se reclama de todo ser humano en esta sociedad mercantil en la cual todos hacemos de nuestra fuerza de trabajo más o menos calificada, un asunto de comercio, y por ello quedamos condenados por igual.

 

Y en este último punto, el asunto se reduce a lo siguiente: no se trata de nada masivo, en lo que la práctica de una alta ética se disipa; sino, por lo contrario, de un posible auditorio selecto en el cual esa práctica ética fácilmente puede quedar a prueba.  Un auditorio selecto, que sabe, en principio, que lo que está haciendo en esa transacción comercial obligada por el sistema de vida capitalista, es realmente adquirir a cambio algo, y en este caso, conocimiento serios, información cierta y confiable, en el examen de un tema complejo, que de pronto nos abruma asociado con profecías apocalípticas y con milenarismos, las que, por infundadas científicamente, podemos desdeñar; pero a la vez abrumados con noticias sobre hechos reales cuya explicación despiertan más sospechas que aclaraciones (como la espiral en el cielo del norte de Noruega, o la muy reciente –al momento de escribir estas líneas– explosión en el centro de China, acompañada de videograbaciones de un extraño resplandor en el horizonte desde algún lugar, etc).  Y, por sorprendente que en un momento dado pudiera parecer, todo ello asociado a situaciones de conflicto social mundial.

 

Se paga por distintos servicios (como, por ejemplo, el de un médico), y lo que se hace es adquirir a un costo los conocimientos o productos involucrados; y así, de la misma manera, nosotros decidimos hacer lo mismo con los conocimientos e información de la Exopolítica, poniendo a nuestro auditorio en condiciones de poder emitir un juicio crítico acerca de toda esta información.

 


Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post